Como página de inicio

El Jueves, 19 octubre Fecha de publicación: 14-10-2017 el año

¿Cómo reconocer la impotencia?

piepryna artykuł

La disfunción eréctil afecta a uno de cada tres hombres en Europa. Sin embargo, la falta de erección y la caída de la libido, no son siempre signos de impotencia. Comprueba cómo reconocer la impotencia y cuándo se debe iniciar el tratamiento.

El término impotencia se refiere a hombres que sufren de disfunción eréctil durante un largo periodo de tiempo. La incapacidad continuada para finalizar las relaciones sexuales (con entre 2-3 semanas de duración) es el primer síntoma de un trastorno grave. Aunque la impotencia se asocia principalmente con personas mayores, los estudios demuestran que los pacientes más jóvenes tienen tan sólo... 18 años. ¿Cómo evitar la pérdida de la masculinidad?

Mejor prevenir que curar

El conjunto de síntomas asociados a la impotencia nunca aparece de repente. En la fase inicial, se pueden observar erecciones incompletas, dificultad para lograr una erección, o falta frecuente de eyaculación. No ignores estos síntomas - ¡las estadísticas demuestran que el 41% de los casos de disfunción eréctil no tratados se convierten en impotencia! Si observas un deterioro de la potencia sexual, disminución de la libido y caída de la condición sexual, es el momento de hacerte cargo de tu virilidad.

Causas de dolencias embarazosas

Los especialistas dividen las causas de la disfunción eréctil en dos grupos básicos:

- a nivel físico (por ejemplo, enfermedades cardiacas)
- a nivel psíquico

La pérdida de satisfacción en la vida sexual está provocada a menudo por el estrés y la depresión. En estos casos, puede ser necesario acudir a un psicólogo o un sexólogo. La disfunción eréctil a nivel psíquico afecta cada vez más a gente joven – que viven en una carrera constante, luchando en la cama para alcanzar la posición de macho alfa. El miedo a no satisfacer a la pareja, de no cumplir el papel de un hombre, es a veces frustrante y puede conducir a una disfunción eréctil severa.

Otra causa de los problemas con la potencia puede ser también un mal estado de la salud del organismo. La hipertensión, enfermedades cardiovasculares o la diabetes pueden debilitar el rendimiento sexual masculino hasta en un 80%.

¿Cómo recuperar la virilidad?

El tratamiento contra la impotencia es un proceso que se adapta a las causas de la enfermedad y a la predisposición individual del hombre. En algunos casos es necesario un tratamiento hormonal especializado para equilibrar los niveles de testosterona. Si la disfunción eréctil posee un sustrato psicológico, merece la pena acudir a un sexólogo, que planteará una terapia individual y ayudará a recuperar el placer por el sexo.

En el mercado también existe una gran variedad de medicamentos para la potencia, que le hacen recuperar erecciones fuertes y duraderas. Los preparados para trastornos de la potencia que contienen ginseng y L-arginina ayudan de forma eficaz a luchar contra estas dolencias y a recuperar la condición sexual perdida.

5 trucos para eyaculación precoz

Una conclusión demasiado rápida de los juegos amorosos puede desalentar aún más las futuras relaciones sexuales. Controlar nuestro propio cuerpo puede ser difícil, pero hay maneras para ayudar a prolongar la resistencia masculina en la cama. ¿Cómo hacerlo?


1. Ejercicio

Las técnicas de control de la eyaculación se pueden aprender. La práctica de los ejercicios adecuados (solo o con su compañera) puede dar excelentes resultados, siempre y cuando no se olvide de ser sistemático. Cuando sientas que te estás acercando al final, para y espera hasta que caiga la tensión. Eyacula sólo tras varios intentos de los mencionados a continuación. Varios días de ejercicio le ayudarán a recuperar un mayor control sobre sus reacciones.


2. Preparados para prolongar el acto sexual


En el mercado se pueden encontrar multitud de preparados específicos para prolongar la erección. Los preparados para la potencia sexual, aumentan el tiempo de permanencia de la sangre en los cuerpos cavernosos del pene, permitiendo la erección durante más tiempo, y retrasando la eyaculación. La gran ventaja de este tipo de productos es su acción inmediata y fácil disponibilidad, ya que ni siquiera requieren consultar su uso con un médico.


3. Sin pensamientos impuros


El orgasmo nace en el cerebro, por lo que no prestar atención en una situación íntima a veces es útil para retrasar un delicioso final. Los hombres se estimulan con la vista, así que a veces basta con apartar la mirada de su atractiva pareja para que la excitación se calme un poco. Como último recurso, se puede empezar a pensar en algo totalmente no relacionado con el sexo. ¡Sólo tenga cuidado de que no dure demasiado tiempo!


4. Cambio de posición


Si sufres de eyaculación precoz, elige posiciones sexuales que ayuden a prolongar el coito. Durante algún tiempo renuncia a posiciones en la que la mujer sea parte activa. Ya que no tienes el control sobre el ritmo de la relación sexual. Elige posiciones clásicas, en las que no veas todo el cuerpo de tu compañera - el tener menos incentivos (incluyendo imágenes) te permitirá prolongar durante más tiempo el juego amoroso.


5. Ejercicio muscular de Kegel


Una tensión adecuada en los músculos púbicos tiene un gran impacto en la calidad de la vida sexual. El ejercicio regular de esta parte del cuerpo, le permitirá controlar mejor su eyaculación, e incluso adquirir la capacidad de experimentar el orgasmo sin eyaculación. Para fortalecer los músculos de Kegel, frene el flujo de la orina 2-3 veces durante una sola visita al baño. La tensión consciente en los músculos clave, puede ayudarle a tomar el control de su pene tras sólo unos pocos días de ejercicio.

Dieta para una excelente potencia


Los problemas de erección pueden evitarse incluso después de los 40 años - basta con llevar una vida sana y una dieta adecuada. Una dieta enriquecida con valiosos oligoelementos y vitaminas te permitirá disfrutar de una gran condición sexual a cualquier edad.


El deterioro de la potencia sexual le sucede a cualquier hombre. Una insuficiencia temporal puede surgir incluso debido al estrés o a una dieta inadecuada. Por ello, es importante que seamos conscientes de que productos contribuyen al fortalecimiento de la potencia sexual e incluirlos en nuestra dieta diaria.

Apuesta por los productos naturales


Cuantos menos alimentos procesados haya en su dieta, mejor para su vida íntima. Los huevos, aves y productos lácteos favorecen el proceso de espermatogénesis e influyen en la cantidad y calidad de los espermatozoides. Si quieres disfrutar de una erección potente y fiable, consume con frecuencia carnes magras, queso, kéfir y yogur. Los vegetales verdes son muy valiosos a la hora de conseguir una gran potencia sexual – ensaladas de todo tipo, brócoli, perejil o cilantro.


Vitaminas y minerales


Los ácidos grasos omega 3 son muy beneficiosos para mantener una buena condición sexual – se encuentran principalmente en los pescados, por ejemplo, en la caballa ahumada, la trucha y el arenque. También debes asegurarte de que tu dieta contenga productos ricos en vitaminas A, E y D. Para ello, consuma nueces, almendras, tomates, zanahorias, pimientos, queso procesado e hígado. Un nivel adecuado de estas valiosas vitaminas le permitirá lograr potentes erecciones, incluso después de los 40 años.


Evita los hidratos de carbono


La dieta puede ayudar tanto a la potencia como a la fertilidad, así como a reducirlas de forma significativa. Si necesitas una excelente condición sexual, deberías excluir de tu dieta los ácidos grasos saturados, y los llamados ácidos grasos trans. Se encuentran en la comida rápida, los dulces, golosinas, gofres, grasa de leche, tocino o en la manteca de cerdo. Los ácidos grasos saturados contribuyen al aumento de los niveles de colesterol y tienen un impacto negativo en todo el sistema circulatorio del organismo. Dificultan la circulación sanguínea, lo que se traduce directamente en un deterioro en la potencia sexual y en debilidad eréctil.


Los afrodisiacos hacen milagros


Dentro de los productos alimenticios, hay algunos que han sido utilizados durante siglos como un afrodisíaco natural. Elevan la tensión arterial, mejoran el deseo sexual y aumentan la libido. Al planear una cena o desayuno, merece la pena acordarse de un pimiento picante - los platos picantes calientan, aceleran la circulación de la sangre y aumentan el apetito (no sólo de alimentos). Los mariscos también son un afrodisíaco natural, especialmente las ostras, ricas en zinc, que aumentan el nivel de testosterona. Junto a una copa de vino, relajante y la sangre ligeramente licuada - podrás contar con momentos de pasión, sin problemas de erección.